Las razones por las que recibimos una descarga eléctrica

Lo más probable es que alguna vez en vuestras vidas hayáis recibido lo que se conoce como choque o descarga eléctrica. Y, lo más probable, es que no estéis al tanto de por qué esto ha sucedido. Pues la razón es bastante simple, y aquí os la explicaremos sin ninguna dificultad.

Las descargas eléctricas de causa conocida

Primero hablaremos de aquellas descargas eléctricas cuya causa es conocida; para esto, debéis tomar en cuenta que algunos elementos de la instalación eléctrica poseen lo que se le conoce como tensión eléctrica, la cual está normalmente conectada a la corriente eléctrica de la instalación. Dicho esto, algunas de las descargas eléctricas se producen cuando habéis entrado en contacto directo con alguno de estos elementos, como son los cables, enchufes e interruptores.

Al entrar en contacto con una instalación eléctrica, el usuario empezará a sentir una corriente que recorre todo su cuerpo; eso es lo que se conoce como una descarga eléctrica. Pero este tipo de descarga no es muy común, ya que las personas son más precavidas y tratan de evitar este tipo de contacto.

¿Cómo podemos prevenir este tipo de contacto?

Aunque son más sencillos de prevenir, siempre puede haber accidentes; pero no os preocupéis, ya que existen varias maneras para que las personas estén protegidas contra el contacto directo con sus instalaciones eléctricas.

Muchas de las instalaciones eléctricas aislarán las partes o elementos que se posean alguna tensión eléctrica en su funcionamiento, para que sea prácticamente imposible que se produzca algún contacto accidental.

Si el espacio de la habitación es reducido y es mucho más complicado alejar los elementos de la instalación de los usuarios, se instalarán algunos sistemas de protección eléctrica. Este tipo de protección se puede encontrar en la mayoría de los electrodomésticos.

Por otra parte, también existe otro sistema muy parecido al anterior, pero que utiliza obstáculos físicos para impedir el contacto directo con los elementos eléctricos. Este tipo de sistema es utilizado en los lugares donde es posible que ocurra algún tipo de manipulación de los elementos eléctricos, por lo que no poseen distancias seguras con el usuario.

Las descargas eléctricas de origen desconocido

Existen, por otro lado, aquellas descargas eléctricas cuyo origen es completamente desconocido, y son mucho más difíciles de detectar. Se les conocen como Contacto Eléctrico Indirecto, y se produce cuando existe una falla en el funcionamiento o aislamiento de la tensión eléctrica; es decir, cuando algún elemento se encuentra bajo una tensión eléctrica entra en contacto con otro que no la está produciendo. Por ejemplo, si tocar la carcasa de metal de vuestros frigoríficos os produce una descarga eléctrica, es porque existe un Contacto Eléctrico Indirecto.

Estos tipos de fallos son muy difíciles de detectar o prevenir; la única forma efectiva de arreglar este problema es asegurándoos que los elementos de la instalación, que estén bajo la tensión eléctrica, se encuentren conectados a tierra y exista algún sistema eléctrico diferencia, la cual cortará cualquier paso de corriente eléctrica no deseada al elemento que se está protegiendo.